• Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

15M.JPG

Ahora que varios colectivos han vuelto plaza Catalunya para celebrar el segundo aniversario del 15M es un buen momento para mirar atrás y con una primera perspectiva empezar a sacar conclusiones.

El 15M mostró, sobre todo, una buena intuición de que había llegado la hora de pedir responsabilidades y de que el ciudadano tomara la palabra y, por unos días, las calles. Fue oportuno porque -aunque quizás todavía no se había explicitado-, flotaba en el ambiente la sensación que algo había que hacer, que los ciudadanos no se podían quedar con los brazos cruzados como meros observadores de la vorágime económica y social.

Y supo conectar con amplias capas sociales: en parte con desencantados con el sistema político y social, abstencionistas, pero también con sectores sociales de todo tipo. El movimiento del15M fue en general tratado con simpatía y tacto desde casi todos los sectores sociales. Ni que fuera por la sorpresa con que para muchos llegó. Y, también hay que decirlo, en algunos casos con ganas de infiltrarse en él y de aprovecharse de su fuerza.

Pero en cambio, el propio espíritu originario de la movilización le ha impedido estructurarse eficazmente. La falta de líderes y de estructuras (opción tomada a conciencia por un movimiento estrictamente asamblearista y de barrios) ha hecho que su fuerza y frescura se haya ido diluyendo. Que no quiere decir que no pueda renacer porque, claro, las circunstancias le son del todo adecuadas.

Visto desde Cataluña quizás habría que añadir que el movimiento del 15M ha sido mirado con suspicacia desde sectores soberanistas, por sus consustanciales referentes marcadamente españoles. Pero eso sería otro tema, que daría pie a otro editorial.

Ahora lo que toca es ver si el movimiento renace o todo queda en la pura celebración de su segundo aniversario como quien celebra cada año los aniversarios de mayo del 68

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS